viernes, 8 de mayo de 2015

Un miniálbum por mes

Tengo exactamente tres fotos de cuando era bebé. Y todas son del mismo día. Y una de ellas creo que incluso fue fruto de un disparo por error de la cámara porque se me ve de refilón.

Hoy en día, en la era digital, cuando nace un bebé le hacemos miles de fotos todos los días, como si no costara. Y realmente no nos cuesta, porque ya casi no revelamos fotos y las guardamos cómodamente en nuestro ordenador, disco duro, pendrive, nube o la memoria que más nos guste. Así que da igual si salen los ojos rojos, si está desenfocada, si es una chorrada de foto, porque tendremos mil más para elegir.

Yo no me he librado de esa fiebre, y reconozco que ya tengo más de 800 fotos de mi bebé, que apenas tiene 4 meses de vida. Parece que queremos captar cada momento para que no se nos olvide en lugar de disfrutarlo y guardarlo en la memoria (en la nuestra, no en la de nuestro dispositivo). Creo que, huyendo de la escasez de fotos de mi infancia, me he ido al extremo opuesto.

En fin, que como últimamente me ha dado por el scrapbooking, decidí seleccionar y guardar las fotos de la manera tradicional. Así que todos los meses hago una selección de fotos, las imprimo en tamaño 10 x 7,5 cm y las pongo en un miniálbum.

Tengo planeado hacer uno por mes durante al menos el primer año de vida del bebé (porque no creo que pueda continuar haciéndolo más de 12 meses), y a partir de ahí ya me inventaré algo.

Éstos son los miniálbumes que he hecho por ahora:


Están hechos según este tutorial, de El Blog de Azu:





Es un proceso algo complicado, pero le llegas a coger el truco. Las medidas están en pulgadas en el vídeo, pero si no tienes regla que mida en pulgadas, las puedes pasar a centímetros multiplicando cada medida por 2,5.

Se trata de un álbum desplegable con 3 módulos, en el que caben aproximadamente 22 fotos tamaño 10 x 7,5 cm, preferiblemente de formato vertical, y que cuenta además con varios bolsillos para meter notas, tags o más fotos. Yo no lo decoré mucho para no recargarlo y darle más protagonismo a las fotos, simplemente le pegué algunas frases impresas y recortadas y estampé con algunos sellos en color negro. Te recomiendo, además, que utilices papeles de la misma colección en cada miniálbum para que los colores combinen bien.

Te muestro varias fotos de mis álbumes desplegados:











¿Qué te parece? ¿Te animas a hacer miniálbumes para documentar tus recuerdos? No es necesario tener niños, sirven para cualquier ocasión: una boda, un viaje, unas vacaciones, un acontecimiento señalado...

Anímate a dejar un comentario en el blog y no olvides que puedes seguirme en mis redes sociales:

Facebook     Twitter        Instagram       Pinterest       Google+         Flickr        Youtube

¡Buen fin de semana!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...